Abogados de divorcio en La Serna del Monte

Si usted desea el divorcio de su cónyuge, cada uno por separado o ambos en común acuerdo pueden solicitar legalmente la disolución del vínculo. Para que esto se pueda llevar a cabo de forma unilateral, es decir, cuando solamente un cónyuge está de acuerdo, se deberá probar de forma irrefutable, con documentos y testigos que respondan al caso, que los cónyuges han estado separados al menos a lo largo de 3 años. Además, si las dos partes están de acuerdo en terminar la unión, solamente deben probar que no ha continuado la convivencia por un periodo de al menos 1 año completo. Para conocer los posibles efectos y resultados para usted y su familia de una separación legal, ya sea en cuanto a pensión alimenticia, en los bienes mancomunados, u otros, usted puede ponerse en contácto con nuestros abogados en línea, que responderán a sus dudas, sin ningún compromiso y de forma completamente confidencial.

Abogados de divorcio en La Serna del Monte Abogados de Divorcio

¿De que forma se consigue el divorcio de mutuo acuerdo?

El procedimiento se inicia con la entrega de la demanda por los dos cónyuges conjuntamente o sólo por uno con el consentimiento del otro. Dicha demanda debe ir acompañada de un convenio regulador – documento en el que se detallan las medidas que regularán en el futuro la guarda y tuición de los hijos, el régimen de visitas, las pensiones alimenticia y compensatoria y el uso del domicilio familiar, entre otras- firmado por los esposos, y en el que tienen que confirmarse posteriormente los dos cónyuges.

Divorcio culposo

Una variante del divorcio unilateral o sin acuerdo, es el divorcio culposo (por ejemplo: divorcio a causa de infidelidad) que opera cuando existe una violación grave de las obligaciones que les impone el matrimonio, o de los deberes y obligaciones para con los hijos, que vuelva intolerable la vida en común. En este caso no es necesario esperar 3 años de separación y la ley enumera algunos ejemplos de comportamientos que se enmarcan en esta forma: Atentado contra la vida o maltratos considerables en contra del cónyuge o de alguno de los hijos; infidelidad; abandono; condena por delitos contra las personas; homosexualidad: alcoholismo o drogadicción que constituya un inconveniente grave para la buena convivencia entre ambas partes o entre éstos y los hijos; y tentativa para prostituir al otro cónyuge o a los hijos.

El problema del divorcio culposo radica en la comprobación, porque las causas deben acreditarse en el juicio, de otra forma no se conseguirá el divorcio.

Reducción de alimentos (pensión alimenticia)

Representamos a quienes han sido demandados por pensión de alimentos y que desean lograr una rebaja en el monto establecido por un cambio en las circunstancias, ya sean propias (disminución de ingresos o incremento de gastos) o del alimentario.

En estas situaciones se presenta una demanda frente a los Tribunales de Familia, para que un juez aprecie los nuevos antecedentes y según éstos adopte una determinación en orden a fijar una rebaja en la pensión.

Validación de sentencias de divorcio de otros países

El procedimiento de validación de la sentencia conseguida en el extranjero significa tramitar un exequator. Es decir un proceso en el cual se solicita que se tenga por reconocida en el país dicha sentencia de divorcio conseguida en otro país.

Si se inicia un proceso para divorcio unilateral, el demandante tiene la posibilidad de pedir la regulación de estos ítems, de forma de resguardar el bienestar de los hijos desde el primer momento.

Es fundamental saber que usted tendrá que notificar la demanda a su pareja. La ley estipula que toda persona cuenta con el derecho a saber que existe un juicio en su contra. Adicionalmente, debe considerar, que la legislación requiere que ambas partes asistan a una audiencia, de forma que es importante que usted tenga conocimiento de una dirección donde su cónyuge pueda ser avisado(a). En el caso de los hombres, una vez inscrito el divorcio en el registro civil él tiene la posibilidad de volver a casarse inmediatamente. Las mujeres están regidas por una normativa del código civil que tiene por objeto evitar confusión de paternidades. Esta normativa dispone que la mujer al divorciarse debe esperar nueve meses (270 días) para casarse nuevamente. Sin embargo se puede rebajar el plazo si la mujer demuestra que, al momento de hacerse efectivo el divorcio, no se encuentra embarazada. Esto se realiza a través de un certificado médico que se debe exponer ante un juez, el que autoriza realizar el matrimonio a través de una sentencia judicial.

¿Qué diferencias existen entre el divorcio y la nulidad definitiva?

El divorcio rompe el vínculo matrimonial pero en ningún caso se duda sobre la validez del matrimonio. No obstante, a través de la nulidad se señala que no existió matrimonio pese a su formal apariencia, ya que se han producido vicios que impiden que el mismo pueda tener efecto. Así, por nombrar algunos, son causas de nulidad: El contraído por coacción o miedo grave, el matrimonio celebrado sin consentimiento matrimonial, el contraído por menores de edad, etc.

¿Puedo volver a casarme después de el divorcio?

Sí. No obstante, hay que considerar que, si el matrimonio se celebró mediante una Iglesia, ni la separación ni el divorcio facilitan contraer un nuevo matrimonio por la Iglesia. Ello tan solo es conseguible si el tribunal eclesiástico competente, tras un proceso legal, establece que concurren las condiciones para declarar nulo el vínculo matrimonial. Por lo tanto, el divorcio da la posibilidad de contraer nuevo matrimonio, pero no religioso.



Califica este Artículo:




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *