Abogados de divorcio en Carcedo de Bureba

Abogados matrimonialistas. Somos especialistas en divorcio express, derecho matrimonial, separaciones, divorcios y otras especialidades de derecho de familia. Un profesional matrimonialista hara todas las diligencias de su separación o divorcio a través de internet. En nuestro país, el término del matrimonio puede entenderse como un trámite que no finaliza el vínculo del matrimonio, pero sí dar por finalizada la vida en común. En la actualidad, la separación tiene la posibilidad de ser solicitada por un cónyuge por alguna falta que sea imputable al otro cónyuge, en los casos que estipula la ley. Además puede ser solicitada una vez que ha cesado la convivencia, con el propósito de normar las relaciones mutuas y en relación a los hijos, sin poner término al matrimonio. Este procedimiento es, sin duda muy difícil para las partes involucradas y se considera parecido a la muerte de la pareja. La diferencia fundamental es que, en cuanto a la separación judicial, está la decisión de uno de los cónyuges de poner fin a la relación, lo que resulta muy difícil de aceptar para la otra parte. No todas las relaciones se acaban de la misma manera.

En algunos casos, el quiebre se plantea durante mucho tiempo, y otras ocasiones la separación llega de manera imprevista, cuando uno de ellos ni siquiera lo tiene como posibilidad y es sorprendido por la decisión del otro miembro de la pareja, que podría llevar meses o muchos años evaluando la posibilidad de una separación. No obstante la mayoría de las separaciones son acompañadas de peleas, quejas y enojos reiterativos, seguido por un alejamiento en el que ambas partes notan que entre ellos hay problemas al parecer imposibles de solucionar. Cuando ocurren los conflictos y se mantienen por lapsos prolongados se crean patrones de comunicación dañinos que perpetúan el problema y conducen finalmente a la separación.

Dependiendo de la manera de ruptura, la persona que toma la decisión tiende a sentir una serie de emociones, en especial culpa e inseguridad. La otra parte se considera herida y traicionada, pasando por emociones variadas pero difíciles de manejar, normalmente relacionadas a gran cantidad de ira y frustración por ser abandonado.

Lo más relevante en un procedimiento es, en lo posible, las partes involucradas entiendan que deben esforzarse en llevar a cabo los pasos que siguen de buena fe. Nada conseguiremos con actuar de forma vengativa y tratando de dañar al otro, especialmente si hay hijos producto de esta unión y que nada tienen que ver con los problemas de sus padres.

Abogados de divorcio en Carcedo de Bureba Abogados de Divorcio

¿De que modo se consigue el divorcio contencioso?

El procedimiento se inicia mediante la entrega de la solicitud, acompañada por los certificados de matrimonio y de nacimiento de los hijos; así como también de aquellos documentos que sirven para acreditar la situación económica de los cónyuges para la solicitud de resoluciones de carácter monetario ( tributarias, nóminas, certificaciones de banco, propiedades o certificaciones registrales). Después de presentada la demanda, y contestada la misma por el otro cónyuge, el Juzgado llamará a las partes a una vista, a la que deben asistir ambas con sus abogados y procuradores. Si existieren hijos menores será parte de igual forma el Ministerio Fiscal. En aquella audiencia se mostrarán las pruebas que hagan referencia a eventos de los que tengan relación los pronunciamientos sobre las medidas a tomar con respecto de la guarda y custodia de los hijos, el régimen de visitas del cónyuge no custodio, el uso de la vivienda familiar y el establecimiento de pensiones alimenticias o de pensión compensatoria. Cuando hubiesen hijos menores o discapacitados, se les tendrá en en cuenta si tuvieren necesario juicio y, en todo caso, si fueren mayores de doce años. Después de vez celebrada la vista, el Juez dictará resolución por la que se decrete el divorcio de los cónyuges y se determinen las medidas que regirán a partir de ese instante las relaciones de los cónyuges y de estos con sus hijos; y mandará que ella se anote en el Registro Civil. Puede solicitar de igual forma su inscripción en el Registro de la Propiedad o en el Mercantil, si alguno de los cónyuges es empresario.

¿A qué lugar es necesario acudir para divorciarme?

El divorcio sólo puede resolverse por resolución legal y producirá efectos a partir de su firmeza. Con el fin de solicitarlo tendrá que presentarse demanda firmada a través de Abogado y Procurador, por lo que tendrá que comenzar buscando con un Abogado para iniciar el proceso.

Separación Judicial

En el caso de los cónyuges que no cumplen con los requerimientos legales para tramitar el divorcio, tenemos la opción de representarlos en la tramitación de una separación judicial.

La ley de matrimonio civil establece la separación judicial, que podrá solicitarse por un cónyuge en caso que el otro falte a los deberes y obligaciones que establece el matrimonio y los deberes y obligaciones para con los hijos. También podrá ser solicitada al tribunal por cualquiera de los cónyuges o por los dos al haber finalizado la vida en común.

Ante esta situación, ambos cónyuges obtendrán el estado civil de separado, lo que no los habilita para casarse nuevamente (es decir, no se disuelve el vínculo). Esta circunstancia es registrada en el Registro Civil. Antes de esto, el juez tiene que solucionar los efectos patrimoniales y jurídicos de ambos cónyuges, con más resguardo del interés superior de los hijos, si éstos existen. Con la separación judicial se acaban los deberes de cohabitación y fidelidad, que se suprimen.

Pensión de alimentos

Nuestros profesionales asisten al que desea interponer una demanda por pensión de alimentos o bien respecto de quien desea ampararse de una demanda por pensión alimenticia en su contra.

El derecho a solicitar alimentos ayuda a quien está en cierta necesidad en relación a sus padres, abuelos, hijos, o cónyuge, que estén en capacidad de proporcionarlos.

La determinación del monto de la pensión alimenticia depende de una serie de elementos que se demuestran en el juicio y tienen relación la capacidad del alimentario y con los requerimientos de quien pide la pensión alimenticia. A lo largo del proceso del juicio está la posibilidad de pedirse una pensión de alimentos provisoria, que tiene como objetivo garantizar que se cubrirán las necesidades alimenticias a lo largo de la tramitación del juicio.

Representamos tanto a menores que quieran demandar por pensión alimenticia a alguno de sus padres (normalmente al que no dispone de la custodia del menor) y a cónyuges que desean demandar o han sido demandados por su cónyuge (alimentos mayores).

Separación Judicial

La ley de matrimonio civil establece la separación judicial, que puede ser invocada por uno de los cónyuges en caso que el otro incumpla gravemente los deberes y obligaciones que impone el matrimonio y hacia con los hijos. También podrá ser requerida al tribunal por alguno de los cónyuges o por los dos cuando haya terminado la vida en común.

Entre los resultados legales que significa un trámite de divorcio podemos nombrar el cese de la obligación de alimentar al otro cónyuge, es decir se termina toda sentencia anterior que dictamine el pago de una pensión alimenticia en pro del otro cónyuge. El trámite de divorcio anula los derechos hereditarios, o sea, si fallece uno de los cónyuges, el cónyuge sobreviviente ya no es heredero.

Sin embargo, el trámite de divorcio no influye los derechos y obligaciones que los padres tienen ante sus hijos, puesto que estos temas se manejan de forma independiente al estado civil de los progenitores. Esto quiere decir que la justicia protege el bienestar de los más vulnerables, ante esta situación los hijos, especialmente si son menores de edad, no importando si usted o su pareja son casados, solteros, separados, anulados, divorciados o alguno de los dos enviudó. La autoridad fuerza a las partes que pretendan comenzar los trámites para el divorcio de mutuo acuerdo, que establezcan además un sistema de visitas, custodia y alimentos en el que se resguarden los deberes y derechos de los niños menores de edad.

¿Es posible divorciarme aunque mi cónyuge no está de acuerdo?

Sí. Después de las últimas reformas en materia de divorcio, basta con que uno de los cónyuges no quiera la continuación del matrimonio para que pueda pedir el divorcio, sin que el otro pueda negarse a la petición por motivos económicos, y sin que el Juez pueda negar la petición, salvo por asuntos procesales.

¿Tengo que alegar una causa para poder divorciarme?

No. Ya no existen los listados de razones de separación y de divorcio. La simple voluntad de uno de los cónyuges de no seguir con el matrimonio es suficiente para obtener el divorcio.

¿Es necesario realizar la separación física antes que el divorcio?

No. Puede acudir directamente al divorcio sin necesidad de la anterior separación de hecho o judicial. Por cierto, se mantiene la separación para aquellos casos en los que los cónyuges deseen interrumpir su matrimonio, sin optar por el término final. Esta posibilidad de acudir directamente al divorcio ha causado que durante el año 2011 los divorcios fueran el 93,6% de las rupturas matrimoniales, frente al 6,2% de las separaciones y el 0,1% de las nulidades.

Nuestros abogados con experiencia en divorcios y separaciones se encargarán de toda la realización del trámite, ya sea de mutuo acuerdo o contencioso, informando en todo momento al cliente del progreso de su caso.



Califica este Artículo:




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *